Chile: Cuestionan por corrupción a candidata a la Corte Suprema

La abogado, Mónica Araya, en carta que reproducimos, cuestiona la candidatura a la Corte Suprema de la juez, Dobra Lusic Nadal, promovida por el presidente Sebastián Piñera, considerándola afectada por procedimientos corruptos que deben ser denunciados al Senado, órgano parlamentario que debe ratificar la nominación.

Chile, vive estremecedores escándalos de probidad al interior del Poder Judicial, lo que es puesto en evidencia en la misiva de la abogado de derechos humanos.

El texto es el siguiente:

Santiago, 16 de abril de 2019

CARTA PÚBLICA

NOS OPONEMOS A QUE UNA JUEZA O MINISTRA DE LAS ISAPRES LLEGUE A LA CORTE SUPREMA – MENOS SI SUSCRIBE FALLOS “FORMATO” PARA DENEGAR LA PROTECCIÓN CONSTITUCIONAL QUE SE LES DEBE A LAS PERSONAS.

NO TIENE LEGITIMIDAD QUIEN PAVIMENTA SU CAMINO AL MÁXIMO TRIBUNAL CON PROCEDIMIENTOS CORRUPTOS.

SRS. SENADORES DE LA REPÚBLICA DE CHILE

Mónica Araya Flores, abogada y víctima de la dictadura militar, con dos padres desaparecidos, uno de ellos parlamentario, y con un hijo asesinado, con domicilio en calle Huérfanos 1160, Oficina 701, Santiago, a UDS. Respetuosamente digo:

1.- Que, con estupor nos hemos enterado que la Sra. Dobra Lusic Nadal ha sido propuesta a juez de la Corte Suprema por don Sebastián Piñera, en su carácter de Presidente de la República, nombramiento que debe ser ratificado por el Senado.

2.- Que, en tal circunstancia, viene a llenar la vacancia dejada por un ministro de dicho alto tribunal, don Milton Juica, quien tuvo un firme y permanente compromiso con los derechos humanos y con aquella justicia de verdad que todavía se nos debe, en nuestra condición de víctimas de una atroz dictadura. No es cualquier lugar el que se pretende ocupar, menos si es en la segunda sala de la máxima magistratura, en donde se conocen los juicios por violaciones a los derechos humanos y por crímenes de lesa humanidad.

3.- La señora Lusic Nadal, a diferencia del Sr. Juica, se ha caracterizado, en el último tiempo, en asumir en tribunales, y en contra de los intereses de las personas, una férrea defensa de las ISAPRES, (empresas privadas coludidas para rentabilizar sus abusos, mercantilizando el derecho a la salud – entre ellos, negar los gastos de la maternidad). También, y con evidente desprecio de las víctimas,  ha resuelto inadmisibilidades en los recursos de protección a través de “fallos o sentencias formato”, (en formularios preestablecidos), como lo hemos denunciado en recurso de reposición, apelando en subsidio, en causa rol: 19.988 – 2019,  ante la Corte de Apelaciones de Santiago.

En esa causa, se interpuso una protección en contra del Sr. Piñera por ofender la memoria de nuestros familiares asesinados y desaparecidos por la dictadura militar, al invitar a un ser tan despreciable como Jair Bolsonaro, que lamenta que Pinochet no haya matado a más personas. Este miserable ha tratado de perros a quienes siguen buscando los restos de sus seres queridos, ocultados, cobardemente, por los criminales de lesa humanidad. La conducta del Sr. Piñera equivale a que la Sra. Ángela Merkel, Canciller de Alemania, invitara oficialmente a quien exalte a Adolfo Hitler y mancille públicamente a las víctimas de sus abominables fechorías.

La Sra. Lusic, además de defender a Piñera y su invitación a Bolsonaro, falló a favor de la familia de Pinochet, en el proceso judicial de malversación de dineros públicos conocido como caso Riggs, fomentando, de esa manera, la corrupción ambiental que sufre nuestra nación.  La Sra. Lusic, en consecuencia, es parte del problema y no de la solución.

4.- Del Sr. Piñera no esperamos mucho en materia de probidad, dada su cuestionable, conocida y pública, participación en la quiebra del Banco de Talca. Tampoco del Poder Judicial, que ha normalizado la corrupción en materia de nombramientos, como dice el vicepresidente de la Asociación de Magistrados, Sr. Álvaro Flores. Ello nos trae a la memoria a don Estanislao Zúñiga, antiguo integrante de la Corte Suprema, quien decía que si un juez se ponía el letrero “HAGO FAVORES”, tenía asegurada una carrera rápidamente ascendente a la cúspide judicial.   Zúñiga, es tristemente recordado por ordenar el sobreseimiento, (y consecuente impunidad), de las causas de derechos humanos vinculadas al aparato represor de la dictadora, conocido como “Comando Conjunto”.

5.- En el caso de la Sra. Dobra Lusic, el favor para comprometer, en su beneficio, los votos de la Democracia Cristiana en el Senado  tiene su génesis en el pacto con la alcaldesa de Peñalolén, Sra. Carolina Leitao. Este  acuerdo consiste en perseguir, desprestigiar y, en lo posible, destituir a la jueza de Policía Local de esa comuna, Sra. Marcela Guerra Salfate.

En efecto, la Sra. Guerra, ha realizado permanentes denuncias de corrupción al interior de esa comuna y, en especial, respecto de la irregular manera en que recibió su tribunal, acciones valientes  por las que ha sufrido la animadversión de los corruptos.

Para tapar los reclamos de la Sra. Guerra Salfate, la Sra. Lusic generó una causa administrativa tramitada, en un principio, por el Sr. Daniel Calvo, Fiscal de la Corte de Santiago. En dichos procesos disciplinarios es posible apreciar que la mencionada Sra. Lusic fabricó y/o tramitó denuncias anónimas y algunas con firmas falsas, para perseguir a la Sra.  Guerra Salfate.

En vez de remitir los antecedentes al Ministerio Público por falsificación documental, la Sra. Lusic inició un sumario en contra de la Sra. Marcela Guerra utilizando dichas denuncias fraudulentas que, por ser tales, carecían de valor.

No cualquiera se ufana, como la Sra. Leitao, de tener a una ministra de corte en el bolsillo y de alinear a los senadores de su partido para designar a esta última, ministra de la Corte Suprema.  Lo expuesto, es sin perjuicio del compromiso de sepultar la responsabilidad de la alcaldesa Leitao por el homicidio frustrado cometido por sus matones en contra del joven Luciano Rendón Cárcamo.  

6.- Pensamos que no resulta aceptable que el país deba tener una magistrado en la Corte Suprema que ha pavimentado su ascenso mediante el favor que ella otorga a los abusos de las Isapres, a la impunidad de una alcaldesa o a la familia del dictador Pinochet. O que declara inadmisibles, a través de “sentencias formato”, recursos constitucionales y que rebaja la pena a criminales de lesa humanidad, responsables de asesinatos masivos como los ocurridos en la operación Colombo.

Lo anterior, y como lo mencionamos, sin contar con la complicidad otorgada por la Sra. Lusic al Sr. Piñera, cuando interpusimos ante el Poder Judicial una denuncia constitucional – recurso de protección, por la agresión a la conciencia recta materializada en la invitación de estado a Bolsonaro. 

Debemos recordar que en el Poder Judicial hay jueces y ministros de probada vocación en materia de derechos humanos que no han hecho carrera oscilando al compás de las conveniencias. Hablamos de derechos humanos, considerando que su protección y promoción constituyen el principal deber de los órganos del Estado, como indica el artículo 5, inciso segundo, de la Constitución, base de nuestra institucionalidad. Lamentamos que la Sra. Lusic Nadal, actualmente, represente lo contrario.

7.- Al parecer, es un signo de los tiempos que este país no solo esté enfermo de corrupción. Lo embarga, además, una desembozada desvergüenza. Prueba de nuestra decadencia es que tenemos un presidente, administrando el erario nacional, vinculado a reiterados y conocidos escándalos financieros, quien, según la revista Forbes, es cada vez más rico; y un ministro de Justicia y Derechos Humanos, como el Sr. Larraín,  que ostentaba públicamente ser amigo y defensor de la Colonia Dignidad, antro nazi  que organizó la mayor red de pedofilia conocida en nuestra historia, asociación ilícita de criminales contra la niñez siempre inocente, así como centro de tortura y exterminio de la dictadura pinochetista.

8.- Un juez que promueve su carrera de esa manera, no merece el respeto que debe rodear a los miembros del más alto nivel jurisdiccional. La Sociedad, espera que un juez sea garante de los derechos fundamentales de las víctimas en contra de los abusadores y no al revés.  No seremos cómplices de una nueva caída libre de las instituciones al abismo moral y al desprestigio generalizado. No cambia nuestra opinión la existencia de algunos fallos oportunistas de la Sra. Lusic, en que pretende disfrazarse de lo que no es.

9.- Por último, hago un llamado a los senadores de la Democracia Cristiana recordando que, por el mismo camino, la dirigencia de su partido el año 1973, apoyó un golpe de estado que le costó la vida y sueños a miles de chilenos y cuyo dictador ordenó, paradojalmente, el asesinato del Presidente Frei Montalva.

Espero, por el bien de Chile, que, en esta ocasión, los intereses mezquinos, la corrupción y la desvergüenza reinante, no derroten a la decencia. De lo contrario, seguiremos denunciando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.