Acusan judicialmente de terrorismo a la Armada y se querellan en contra del Ministro de Defensa por caso del diputado Gutiérrez

Chile, octubre 28

En la acción penal interpuesta por la abogada de derechos humanos Mónica Araya, en el Séptimo Juzgado de Garantías de Santiago, RIT: O- 19524-2020, se denunció el montaje iniciado por el Ministerio de Defensa en contra del diputado Hugo Gutiérrez para conseguir su destitución y se recuerda, además, el historial de terrorismo de la Armada de Chile, incluyendo la traición a la patria en golpes de estado, los asesinatos de comandantes en jefe,  la pedofilia y violación de niñas pobres en el puerto de Valparaíso en favor de soldados extranjeros.  Se menciona, también, la corrupción desenfrenada que existe al interior de esa rama castrense

La querella judicial dirigida en contra del Ministro de Defensa Mario Desbordes y del Comandante en Jefe de la Armada, Julio  Leiva, se amplia al Fiscal Regional de Tarapacá por su responsabilidad en la vejación sufrida por el diputado el 9 de agosto pasado, en donde marinos no identificados procedieron a fiscalizar a este último, con la intención de pasar sus antecedentes a un banco de datos desconocido. Se acusa de haberse grabado clandestinamente al parlamentario  para  luego y con la participación del Ministerio de Defensa, filtrar ese archivo reservado en las redes de ultraderecha pinochetista que todavía perduran en Chile.

En la esfera interna, los comandantes en jefe denominan displicentemente a Desbordes “el  carabinero de tránsito”, como una manera de marcar la diferencia con los orígenes policiales del secretario de estado. El precio que debe pagar el ministro para compartir con la elite militar es permitir el descontrol y la apropiación de fondos públicos destinados a la defensa nacional.

El texto  de la querella es el siguiente:

EN LO PRINCIPAL: QUERELLA CRIMINAL EN CONTRA DEL MINISTRO DE DEFENSA , COMANDANTE EN JEFE DE LA ARMADA, FISCAL REGIONAL DE IQUIQUE Y DE OTROS DELINCUENTES.

PRIMER OTROSÍ: SOLICITA DILIGENCIAS AL MINISTERIO PÚBLICO.

SEGUNDO OTROSÍ: SE TENGA PRESENTE.

S.J. DE GARANTÍA DE SANTIAGO (7º)

Mónica Araya Flores, abogado de derechos humanos, con domicilio en Huérfanos 1160, Santiago, a S.S. Respetuosamente digo:

Que, vengo en deducir querella en contra de funcionarios públicos, por cometer delitos en contra de la probidad pública afectando, de paso, las garantías aseguradas por la Constitución, estando legitimada por el inciso segundo del artículo 111 del Código Procesal Penal.

La querella se interpone en contra de Mario Desbordes Jiménez, Ministro de Defensa; Julio Leiva Molina, Comandante en Jefe de la Armada; Raúl Arancibia Cerda, Fiscal Regional de Tarapacá – Iquique; y Eduardo Ríos Briones, Fiscal de Iquique, por los hechos constitutivos de los delitos que paso a exponer:

1.- En el Ministerio de Defensa, ubicado en Zenteno Nº 45, Santiago, se planificó, autorizó y, luego, se encubrió, un incidente con el diputado Gutiérrez, consistente en una provocación, disfrazada de fiscalización irregular. Esta maniobra sería filtrada (1) a grupos de ultra derecha con la finalidad de sostener una campaña para deponer al parlamentario. Se perseguía crear una agravante mediática (2) destinada a sostener el requerimiento, ROL N° 8123-20, ante el Tribunal Constitucional, magistratura que, entonces, dirimía la destitución del diputado antes citado.

Este suceso ocurrió en Iquique, el 9 de agosto de 2020, cerca de las 18:45 horas.

2.- Debemos indicar que, según los artículos 83 y 85 del Código Procesal Penal, solo pueden hacer control de identidad los funcionarios de Carabineros de Chile y de la Policía de Investigaciones. Por otro lado, el abuso en el ejercicio de esta atribución y la usurpación de la misma, configuran ilícitos sancionados como delito de vejaciones injustas del artículo 255 del Código Penal, según ordena el inciso penúltimo del artículo 85 antes aludido.

3.- El diputado Gutiérrez, a pesar de ser interpelado ilegalmente por funcionarios no identificados de la Armada, el pasado 9 de agosto, entregó su documentación como se aprecia en el vídeo filtrado por la Armada de Chile, con la complicidad de la Fiscalía de Iquique.

 4.- La difusión de este burdo montaje explica que, el 14 de agosto de 2020, se suspendiera, intempestivamente, la publicidad del fallo del Tribunal Constitucional, postergándose hasta el 4 de septiembre. El propósito innegable, reiteramos, era agregar un elemento más a la acusación en contra del diputado, en la citada causa ROL N° 8123-203.

5.- Esta operación de desprestigio es constitutiva de múltiples delitos, comenzando por el de vejaciones injustas del artículo 255 del Código Penal, al exigírsele al diputado, como parte del control ilegal de identidad, el deber de catastrarse para remitir sus antecedentes a un banco de datos desconocido.

6.- Adicionalmente, los funcionarios de la Armada que fiscalizaron al diputado Gutiérrez, no se identificaron en el procedimiento respectivo, con palmaria infracción del artículo 17 letra b) de la Ley N° 19.880, a pesar de requerirlo el interesado. En consecuencia, se agrega el delito de denegación de servicio que describe el artículo 256 del Código Penal.

7.- La grabación que se hace al diputado Gutiérrez, es de carácter clandestina y destinada a una manipulación comunicacional. Ello resulta obvio a partir de una simple apreciación: el funcionario de la Armada que portaba y ocultaba la cámara, tuvo el cuidado de no identificarse.

Ese material audiovisual probatorio está cubierto por la reserva legal establecida por el artículo 182 del Código Procesal Penal. Sin embargo, el vídeo fue filtrado a las redes sociales de la ultra derecha en los minutos siguientes al incidente, lo que consuma el delito del artículo 246 del Código Penal.

Es un montaje barato y fácil de develar, como la infiltración de un marino, el 18 de octubre último, para quemar iglesias en Santiago (4).

Sobre esto último, no conocemos la denuncia o querella interpuesta por el Ministro de Defensa, Sr. Desbordes, dada su aparente inquietud por defender el prestigio o desprestigio de la Armada (5). Tampoco se aprecia el interés del Sr. Ministro de Defensa en llevar a la justicia las denuncias efectuadas por el Capitán Rafael Harvey Valdés o por el Sargento Nazario Zúñiga Cabezas sobre la malversación de fondos públicos en las instituciones castrenses.

Explicaciones, sobre la irregularidad anterior, fueron pedidas al Ministerio de Defensa, por diversos diputados como consta del oficio N° 59.408, de 10 a agosto de 2020.

8.- Conocida públicamente esta filtración, que, por tal, es constitutiva de delito, ninguna de las autoridades querelladas efectuó la denuncia que ordena el artículo 175 del Código Procesal Penal. En el caso del Ministro de Defensa y del Comandante en Jefe de la Armada, no se ordenaron investigaciones administrativas. Lo mismo respecto del Fiscal Regional de Tarapacá y del fiscal local que tramita la rústica denuncia de la Armada en contra de un diputado de la República.

9.- En el caso de los funcionarios públicos, especialmente para los fiscales que imputamos, se configura, específicamente, el delito de obstrucción a la investigación instituido en los artículos 269 bis y 269 ter del Código Penal, al ocultarse pruebas y omitirse la instrucción de las investigaciones criminales por los delitos previamente descritos. Es más, la filtración efectuada por el Ministerio de Defensa, la Armada y la Fiscalía Regional de Iquique, altera la cadena de custodia del vídeo difundido por las redes sociales de ultraderecha.

10.- Se deben agregar las múltiples amenazas muerte recibidas por el diputado Gutiérrez, también coordinadas desde el Ministerio de Defensa y de la Dirección de Inteligencia de la Armada, y que se encuentran descritas en el recurso de amparo rol: 174 – 2020 de la Corte de Iquique. Este último, se relaciona con los dichos de un tal Alzo Hernández Flores, infante de marina, quien manifiesta sus amedrentamientos desde el teléfono: 993687953.

PRONTUARIO PREVIO

11.- La criminalidad en la Armada es conocida. Esta va desde la planificación del asesinato de Comandantes en Jefe del Ejército como el sufrido por el General René Schneider (6), en octubre de 1970, por el cual el traidor y mercenario Almirante y Comandante en Jefe de la Armada, Hugo Tirado (7), recibió 50.000 dólares de la embajada norteamericana. Esta contumacia criminal continúa con la utilización del buque escuela Esmeralda en la tortura y asesinato de compatriotas, incluido el sacerdote católico Miguel Woodward Iribarri (8).

12.- Esta es la manera con que los sicópatas homenajean la gloria de nuestro héroe Arturo Prat, quien no solo brindó su vida a la Patria en la rada de Iquique, sino que, en su momento, tuvo la valentía de enfrentar, en la torcida justicia naval, al siniestro Almirante José Goñi, cuando el primero asumió la defensa del teniente Luis Uribe Orrego. El republicanismo y convicción democrática de este señor del mar están reflejados en su Memoria de Grado para el título de abogado (1876) “Observaciones a la Ley Electoral Vigente”. En consecuencia, un golpista miserable jamás podrá apropiarse del legado de Arturo Prat. Su probidad inmaculada está fuera del alcance de aquellos corruptos que han escalado en la Armada por la sola condición de cuñado que los liga con el Comandante en Jefe.

Es obvio que el mando ha tomado partido por el Almirante José Anacleto Goñi Prieto, manteniendo la estatua de Arturo Prat, nuestra máxima figura naval, dando la espalda al mar.

Los recientes atentados a dicha esfinge también provienen de los infiltrados de inteligencia naval para generar cohesión con aquella oficialidad corrupta.

13.- Otros crímenes de lesa humanidad que manchan nuestra historia naval, son las masacres de obreros en Santa María en 1907 o de la Coruña en 1925, con miles de víctimas, niños, mujeres y trabajadores. No podemos olvidar el asesinato del Edecán y Oficial constitucionalista de la Armada, Arturo Araya Peeters, ultimado por el SIN – Servicio de Inteligencia Naval, el 27 de julio de 1973 (9).

Los conspiradores fueron indultados en 1981 por Augusto Pinochet Ugarte, “por servicios prestados a la Patria” a petición de José Toribio Merino.

Lo mismo con el Prefecto de Investigaciones, Juan Bustos Marchant, torturado por el Servicio de Inteligencia de la Armada y asesinado en Valparaíso, el 2 de mayo de 1974 (10).

Tampoco podemos olvidar al sargento Cristian Vega Cornejo, asesinado en la Academia de Guerra, el año 2011.

Como la cobardía en estos crímenes es moneda común, demolieron la Academia de Guerra en Valparaíso para ocultar sus delitos de lesa humanidad (11).

14.- En cuanto al terrorismo de la Armada a través de su sicario Enrique Arancibia Clavel, conocido como el “Dinamitero”, cadete naval (1961 – 1962) e hijo del Almirante Arancibia Hidalgo, están acreditadas sus operaciones a principios de octubre de 1970. Buscaban evitar la asunción del Presidente Salvador Allende. Se preparaba el ambiente público para semanas después, inculpar a la izquierda por el asesinato del General Schneider.

Para tal cometido se creó una organización de papel que se adjudicaba los atentados, conocida como BOC – Brigada Obrero Campesina. Se procuraba, así, un golpe de estado.

Estos operativos fueron ampliamente difundidos por los medios mentirosos de la época: La Segunda, El Mercurio y Las Últimas Noticias, que publicaron, a partir del 2 de octubre de 1970 (12), los bombazos a la Bolsa de Comercio, en la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, en el entonces Canal 9 de TV y en el aeropuerto de Santiago. Se agregan los atentados al Instituto Geográfico Militar, Torres de Tajamar, canal estatal de la TV, Hotel Sheraton y la sucursal Providencia del Banco Francés e Italiano. Esto fue confesado por Arancibia Clavel a fs. 1.877 del juicio por el crimen del General Schneider.

Arancibia Clavel, estuvo involucrado en el acto de terrorismo que asesinó al General Carlos Prats González, el 30 de septiembre de 1974, en Buenos Aires; y en el encubrimiento, en 1975, del homicidio de 119 personas, conocido como operación Colombo con la colaboración, otra vez, de los medios El Mercurio y La Tercera (13).

Fue condenado, además, en Argentina, por el secuestro y las torturas, en 1977, de Laura Elgueta Díaz y Sonia Díaz Ureta, de 18 y 21 años, respectivamente. Arancibia Clavel, era pareja del peluquero y bailarín argentino Humberto Zambelli, quien trabajó junto a las celebridades Mirtha Legrand y Susana Jiménez, vinculadas a la dictadura militar argentina. (14)

15.- Otros ejemplos de terrorismo de la Armada son los panquequeros. El «atentado dominical», montaje o falso atentado, a la vacía casa del almirante Huerta fue develado por la Policía de Investigaciones de Valparaíso, a mediados de julio de 1973.

Se detuvo al jefe de la «célula SIN – SERVICIO DE INTELIGENCIA NAVAL y Patria y Libertad» -que se juntaba en la panquequería «Gipsy» de Viña. Nos referimos al ex teniente naval y ayudante de órdenes del propio «bombardeado almirante Huerta» Jorge «Cote» Montecinos Johnstone, primo hermano del dirigente gremialista, ex Alcalde pinochetista designado de Valparaíso y hasta el 2001 diputado UDI Francisco Bartolucci Johnstone.

 En agosto de 1991, se reveló la participación que tuvo en esa «autobomba», -destinada a agudizar el clima golpista en la Marina-, la propia hija de Huerta y cófrade «gremialista» de Bartolucci en la UCV, doña Mina Huerta Dunsmore, Presidenta de la «Corporación 11 de septiembre».

Después del golpe militar, el Prefecto de Investigaciones, Juan Bustos Marchant, que detuvo al comando y al ex teniente «terrorista», fue secuestrado por la Armada, torturado y acusado arteramente de «complicidad con el narcotráfico».

El 2 de mayo de 1974, la Marina comunicó a la prensa y a su familia que «el Prefecto Bustos se había suicidado con su arma de servicio mientras estaba detenido y a disposición de la Fiscalía Naval» (15).

16.- La criminalidad del mando de la Armada y de los tribunales navales, es internacionalmente reconocida como queda de manifiesto en la condena en el caso Palamara Iribarne vs Chile, sentencia de 22 de noviembre de 2005.

 Repasemos el párrafo 227 de dicha resolución (16):

227. Durante el acto de incautación realizado en la noche del 1 de marzo de 1993, se procedió a detener al señor Palamara Iribarne sin que en ese momento se le notificara las razones de su detención ni los cargos formulados en su contra. Asimismo, al encontrarse en las dependencias militares el Fiscal Naval procedió a tomar la primera declaración que rindiera el señor Palamara Iribarne ante la jurisdicción militar sin que, con antelación a dicho acto, el Fiscal le indicara detalladamente cuál era la acusación formulada (supra párr. 63.21). Es decir, el señor Palamara Iribarne rindió su primera declaración sin que se le hubiera comunicado de forma previa los delitos que se estaban imputando, por lo cual el Estado violó los artículos 7.4 y 8.2.b) de la Convención.

17.- Estos traidores, como viles proxenetas de niños, permitieron y encubrieron la violación de menores pobres por soldados extranjeros de la Operación Unitas, entre los años 2007 a 2009. El diputado Gutiérrez pidió explicaciones al respecto (17) y el Almirante Codina, de la época, todavía no las entrega. No se requiere que alguien difame al mando de la Armada, este último se desprestigia solo.

18.- Por otro lado, la traición de los mandos de la Armada queda en evidencia en el golpe de Estado de 1973, cuando, para esconder su vinculación con una potencia extranjera, asesinaron al periodista Charles Horman18 y al ex seminarista Frank Teruggi.

“Fue allí en Valparaíso donde los oficiales comprometidos en la conspiración se reunieron en secreto con un oficial de marines estadounidense, el mismo que después mantendría contactos con el almirante Toribio Merino, Jefe de la Armada en Valparaíso. Ese hombre era el teniente coronel Patrick Ryan”. Precisamente, este personaje fue uno de los estadounidenses que conocieron Charles y Terri cuando se quedaron “varados “en el Hotel Miramar a causa del golpe. General Carlos Prats en el Times de Londres

19.- El Almirante Merino, debemos recordar, dejó los fondos de pensiones de los trabajadores en manos de la rapiña financiera de las AFP cuando conformaba la junta golpista de 1973, mientras los uniformados quedaron con mejores jubilaciones al seguro amparo del Estado. Ver Acta Secreta de la Junta de Gobierno 398 – A de 14 de octubre de 1980.

20.- Otra manera de vender a la Patria es la malversación de caudales públicos y la apropiación de los sueldos y sobresueldos de los funcionarios, especialmente cuando se afecta a la Gente de Mar. Ni siquiera se les reconoce la tutela laboral para que puedan defender judicialmente su dignidad frente a los acosos sexuales o laborales que sufren día a día.

21.- La bajeza no tiene límites. Le han ocultado los documentos médicos y, en especial, su epicrisis – Historia Clínica, al Sargento Nazario Zúñiga Cabezas, quien ha denunciado permanentemente los abusos laborales al interior de la Armada. Ha tenido que soportar seguimientos, amenazas e intercepciones telefónicas. El Sr. Zúñiga Cabezas, el año pasado, le entregó denuncias y documentación de corrupción al Almirante de la Maza, junto al cabo Villanueva. Esa carpeta desapareció.

22.- No nos sorprende que Ministros de Defensa como Alberto Espina, denunciado por el profesor Fernando Fueyo de plagiar y falsificar su memoria de abogado (19), hayan respaldado la continuidad del genocida Pinochet en la campaña de 1988 (20), y sean condescendientes, por tanto, con la descomposición moral en la Armada. Lo mismo con Mario Desbordes quien prefirió castigar al capitán Harvey, oficial honesto que se atrevió a denunciar la corrupción. No es mucho lo que podemos esperar desde la vinculación del actual presidente con el fraude al banco de Talca en 1979 (21).

23.- Con estos antecedentes la opinión pública podrá determinar si hay elementos para considerar la existencia de una asociación ilícita terrorista o genocida a la que se refiere el diputado Gutiérrez.

24.- Para terminar, debemos agregar la denuncia sobre la existencia de la escuela de tortura llamada, eufemísticamente, “campo de prisioneros” en donde se enseñan y promueven en nombre de la Patria, la realización de los actos más abominables, aborrecibles e innobles a la conciencia humana. Después de clases se van a comulgar a la capilla institucional.

POR TANTO,

PEDIMOS A S.S. Tener por presentada la querella criminal en contra de los funcionarios públicos antes indicados, a fin sean investigados, formalizados, acusados y, en definitiva, condenados por los delitos antes descritos, con costas.

PRIMER OTROSÍ: De conformidad con los artículos 113 letra e) y 183 del Código Procesal Penal, solicitamos las siguientes diligencias:

 1.- Se cite a declarar a las siguientes personas:

1.1. A los funcionarios querellados.

1.2. Al diputado Hugo Gutiérrez Gálvez.

 1.3. Al perito Jaime Brieba Quintana.

1.4. Al abogado José Mclean Zúñiga.

1.5. Al Director de Inteligencia de la Armada.

1.6. A los funcionarios de la Armada que fiscalizaron el 9 de agosto de 2020 y en la ciudad de Iquique, al diputado Gutiérrez Gálvez, y sus mandos regionales, para que relaten y expliquen la cadena de custodia y filtración del vídeo que se conoció sobre el asunto investigado.

1.7. A don Nazario Zúñiga Cabezas.

1.8. Al diputado Andrés Celis Montt.

2.- Se oficie a las siguientes instituciones:

2.1. A la Fiscalía Regional de Tarapacá para que informe si realizó denuncia criminal por la filtración del vídeo que contiene la fiscalización al diputado Gutiérrez, el 9 de agosto de 2020, en la ciudad de Iquique.

 2.2. Se oficie a la empresa Twitter para que indique las cuentas que primeramente filtraron el video de fiscalización al diputado Gutiérrez y grabado por la Armada, el 9 de agosto de 2020, en la ciudad de Iquique.

SEGUNDO OTROSÍ: Pedimos se tenga presente que me representaré personalmente en esta causa, dejando, como destino de las notificaciones que se remitan, el correo: losamoalostres@yahoo.es

Citas:

1.-https://twitter.com/elsoldeiquique/status/1292324852267978752

2.- https://www.radioagricultura.cl/politica/2020/08/10/diputado-coloma-udi-presentara-antecedentes-antetc-por-polemica-de-hugo-gutierrez.html

3.- https://www.radioagricultura.cl/politica/2020/08/10/diputado-coloma-udi-presentara-antecedentes-antetc-por-polemica-de-hugo-gutierrez.html

4.- http://piensachile.com/2020/10/nuevo-montaje-funcionario-de-la-armada-es-sorprendido-en-incendiode-iglesia-de-carabineros/

5.- https://www.t13.cl/noticia/politica/desbordes-armada-denuncia-diputado-gutierrez-fiscalia-ff.aa-27-10-20

6.- CURRÍCULUM VITAE DEL GENERAL DE EJÉRCITO DON RENÉ SCHNEIDER CHEREAU

A. Datos personales

Nombre: RENÉ SCHNEIDER CHEREAU. Grado: General de Ejército. Arma: Infantería. Especialidad Militar: Oficial de Estado Mayor. Profesor Militar en Táctica y Operaciones e Historia Militar. Puesto actual: Comandante en Jefe del Ejército. Fecha de nacimiento: 31 de diciembre de 1913 en Concepción. Nombre de la esposa: Carolina Elisa del Carmen Arce Durandeau. Nombre de los hijos: Elisa Carolina Leonor Raúl Alfredo Leoncio Rene Víctor Isaac Víctor Guillermo.

B. Datos Militares

1. Ascensos: 1929 Cadete Escuela Militar. 1932 Subalféroz Escuela Militar. 1933 Alférez de Ejército. 1935 Subteniente de Ejército. 1937 Teniente de Ejército.1944 Capitán de Ejército. 1951 Mayor de Ejército. 1957 Teniente Coronel de Ejército. 1963 Coronel de Ejército. 1968 General de Brigada de Ejército. 1970 General de División de Ejército.

 2. Cursos: 1929/32 Alumno de la Escuela Militar. 1944 Curso de Teniente en la Escuela de Infantería, 1947/49 1er. Puesto. Curso Regular de Academia de Guerra Curso de Alto Comando en Academia de Defensa Nacional.

3. Destinaciones: 1933 Regimiento Infantería No 1 “Buin”. 1934 Regimiento Infantería Nº 7 “Esmeralda”. 1939 Escuela Militar. 1944 Regimiento Infantería No 2 “Maipo”. 1944 Escuela de Infantería. Alumno Academia de Guerra. Alumno Escuela «le Infantería. 1950 Academia de Guerra. Profesor. 1951 Secretario de Estudios en Academia. 1953 Misión Militar de Chile en Washington. 1954 Cuartel General I División de Ejército. 1956 Secretario de Estudios en la Escuela Militar.1957 Academia de Guerra. Profesor. 1963 Comandante del Regimiento Infantería N° 18 “Guardia Vieja” Agregado Militar de Chile en Paraguay. 1967 Director de la Escuela Militar. 1968 Director de Operaciones del Cuartel General del Ejército Comandante de la II División de Ejército. 1969 Comandante de la V División de Ejército. 1969 Comandante en Jefe del Ejército.

4. Medallas y Condecoraciones:

Nacionales: Estrella Militar (10 años de servicios) Estrella al Mérito Militar (20 años de servicios). Gran Estrella al Mérito Militar (30 años de servicios). Medalla Minerva (Curso Regular de Estado Mayor). -Medalla Diosa Minerva (Título de Profesor de Academia). Condecoración “Presidente de la República” (Título de General de Ejército). Orden O’Higginiana (Póstuma).

Extranjeras: Condecoración “Orden de Mayo ai Mérito Militar” en el Grado de Gran Oficial, conferida por el Ejército Argentino. “Orden al Mérito Militar”, otorgada por el Gobierno del Paraguay, en el Grado de Comendador. Condecoración “Cruz de la Fuerza Terrestre Venezolana”, conferida por el Embajador de Venezuela en testimonio de amistad y confraternidad del Ejército de Venezuela.

7.-https://www.insumisos.com/diplo/NODE/3463.HTM https://www.elciudadano.com/columnas/asesinos-del-general-schneider-indultados-por-pinochet/07/24/

8.- https://radio.uchile.cl/2013/10/03/familiares-exigen-que-la-armada-entregue-restos-de-miguelwoodward/

9 .-  7 de Febrero 2006 La Nación: Oficial (R) naval dice que crimen del edecán fue “en defensa propia” Interrogado sobre su participación en el crimen del edecán del Presidente Allende, capitán de navío Arturo Araya Peeters, el oficial de la Armada (R) Jorge Ehlers Trostel declaró recientemente en el nuevo proceso que se instruye en el 17° Juzgado del Crimen de Santiago, que a Araya se le disparó “en defensa propia” y calificó el hecho como “absolutamente casual”. Sin embargo, los hijos del edecán, asesinado la madrugada del 27 de julio de 1973, evalúan pedir el procesamiento de Ehlers por el delito de “homicidio calificado”, como lo informó a La Nación Arturo Araya Corominas, abogado querellante e hijo mayor del ex asesor presidencial. Ehlers Trostel, que se desempeñó como jefe de la Digeder durante el régimen de Pinochet, salió con destino a Alemania el 15 de octubre de 2003, cuando el caso se activó por una querella interpuesta por los hijos de Araya. Estos afirman que el proceso que en la década de los ‘70 instruyó el Juzgado Naval de Valparaíso estuvo plagado de irregularidades y “cosas extrañas”. De hecho, Ehlers fue sindicado múltiples veces en este proceso por los participantes del grupo de ultraderecha que esa madrugada protagonizó la asonada como quien los convocó y proveyó parte de las armas, además de oficiar de “nexo” entre ellos y la oficialidad de la Armada. No obstante, el abogado Araya sostiene que Ehlers “apenas” fue interrogado una vez por el fiscal naval, no fue procesado ni menos condenado con las bajas penas que afectaron a quienes la investigación naval sindicó como los responsables del “maltrato de obra a un oficial naval”. “En el crimen de nuestro padre, Jorge Ehlers fue el nexo entre la cúpula de la Armada que pretendía el golpe militar, y el grupo de ultraderecha que esa noche actuó para hacer salir a nuestro padre al balcón y exponerlo a los disparos”, afirma Arturo Araya.

10.-  “Punto Final” Nº 595, 8 de julio, 2005. Asesinato del prefecto Juan Bustos Marchant: un oscuro crimen de la dictadura. El 2 de mayo de 1974, Juan Bustos Marchant, prefecto de Investigaciones de Valparaíso en el gobierno del presidente Allende, murió de un disparo en la cabeza en el cuartel de la policía civil en esa ciudad. La versión oficial fue que se había suicidado con un arma que tenía en su poder, a pesar de estar detenido. Ni la familia ni la opinión pública porteña aceptaron la explicación. Hasta hoy sostienen que el ex prefecto fue asesinado: directamente o bien obligándolo a disparar contra sí mismo. Su caso está rodeado de circunstancias extrañas. Las interrogantes apuntan al abogado Enrique Vicente Molina, en ese momento fiscal naval con grado de capitán de corbeta y actual abogado procurador fiscal del Consejo de Defensa del Estado en Valparaíso, quien ordenó la detención y participó en el interrogatorio. Luego de años de silencio, aunque el caso fue presentado a la Comisión Rettig, la familia se ha puesto en movimiento para aclarar los hechos. Con el apoyo del Fasic, a través del abogado Héctor Salazar, ha iniciado un proceso criminal para determinar la responsabilidad de “todos quienes resulten responsables de la muerte de Juan Bustos Marchant”.

 DESPUÉS DEL GOLPE

Al producirse el golpe militar de 1973, el prefecto Juan Bustos Marchant fue removido de su cargo y quedó a disposición del nuevo director de Investigaciones, el general Pedro Palacios y después el general Ernesto Baeza Michelsen. Bustos Marchant mantuvo, sin embargo, la calidad de funcionario de la policía civil. Un mes después, en octubre de 1973, fue secuestrado por un comando de tres individuos vestidos con chaquetas de marinos. Fue sacado de su casa, introducido en un vehículo donde lo amarraron, amordazaron y le cubrieron la cabeza con una frazada. Fue torturado. Le aplicaron electricidad, le introdujeron una pistola en la boca amenazando dispararle y con un cuchillo simularon que lo castraban. Las preguntas giraron sobre sus relaciones con el anterior director de Investigaciones, a esas alturas ya asesinado (el médico Eduardo Paredes Barrientos). También sobre su eventual participación en la flagelación de opositores al gobierno del presidente Allende, supuesto contrabando de armas, sustracción de placas del servicio y de fichas del archivo político. Le preguntaron también acerca de su posible calidad de activista de la Unidad Popular y amenazaron con dañar a su familia. Luego de varias horas fue liberado. Lo dejaron en una quebrada. Bustos se dirigió a pie a la Prefectura de Valparaíso, donde le proporcionaron un vehículo que lo llevó hasta su domicilio. Bustos contó a su esposa lo sucedido, pero decidió guardar silencio, por las amenazas del comando que tenía todas las trazas de pertenecer al servicio de inteligencia naval o bien a Patria y Libertad, grupo terrorista que actuaba con tolerancia de la Armada.

“ME TIENEN LIQUIDADO”

 El ex prefecto intentó llevar una vida normal pero seis meses después fue requerido y detenido por la justicia naval. El fiscal naval Enrique Vicente se convertiría en su obstinado perseguidor. Juan Bustos Marchant resolvió poner en conocimiento del director de Investigaciones, general Ernesto Baeza, lo sucedido. Reiteró su disposición a concurrir ante los tribunales las veces que fuera requerido, exigiendo respeto para su integridad física y mental. La carta de Bustos Marchant a Baeza fue puesta a disposición del fiscal Enrique Vicente. El abogado Enrique Vicente Molina hizo el servicio militar en la Armada y se licenció como oficial de la reserva. En la Unidad Popular consolidó relaciones con la oficialidad naval. Como capitán de corbeta fue convocado, después del golpe, a prestar servicios en la Fiscalía Naval. Hoy dice que si no se hubiera presentado habría sido considerado “desertor en tiempos de guerra”. Su comportamiento indica, sin embargo, que no necesitaba amenazas: actuó con celo y ánimo predispuesto contra los partidarios de la Unidad Popular, como indican diversas querellas que lo involucran. Entre 1975 y 1977 fue secretario regional de Justicia. Lo hizo en calidad de funcionario del Consejo de Defensa del Estado. Ha hecho una larga carrera en el CDE, que está culminando como abogado procurador fiscal en Valparaíso.

Juan Bustos fue sometido a extensos interrogatorios. Según Vicente el ex prefecto fue interrogado sobre drogas y armas. Sin embargo, el expediente naval, rol A-158 de 1974, al que tuvo acceso Punto Final, dice otra cosa. Allí hay constancia que Enrique Vicente ordenó la detención de Bustos Marchant en una causa sometida a Consejo de Guerra por tráfico de armas. Hay constancia en el expediente que el 30 de abril de ese año el fiscal Vicente solicitó a la Dirección General de Investigaciones un informe sobre eventuales cargos que implicaran al ex prefecto Bustos. Consta, además, que Juan Bustos Marchant negó las acusaciones de contrabando de armas o de algún tipo de material contemplado en la ley 17.978, sobre control de armas y explosivos. Se consigna que Bustos orientaba su actuación especialmente al control de grupos terroristas, de Patria y Libertad. Una responsabilidad normal dentro de sus obligaciones, porque esos grupos pretendían alterar la institucionalidad. Después se produjo una situación curiosa. Bustos Marchant fue autorizado, por ser día feriado (1º de mayo) a visitar a su madre. Durante la visita estuvo permanentemente bajo custodia. Sin embargo, logró susurrar a su mujer una advertencia que era a la vez una petición de ayuda: “Me tienen liquidado”, dijo. Al día siguiente, Bustos Marchant apareció “suicidado”. Se dijo a la familia que el ex prefecto había muerto por un disparo que se infligió en la que era su oficina en dependencias de Investigaciones, usando una pistola que tenía en su poder. La versión oficial es inverosímil: ¿cómo podía tener un arma de fuego un detenido sometido a Consejo de Guerra? “Fue la respuesta más fácil para justificar su muerte”, dice su hija Pamela. El cuerpo de su padre fue entregado en una urna sellada. Quince días más tarde, la esposa del ex prefecto, Nelly Veloso, fue citada por el propio fiscal Vicente para consultarla sobre los motivos que habría tenido su marido para suicidarse, “pues no se le había comprobado nada”.

BUSTOS LUCHÓ POR LA DEMOCRACIA La designación de Juan Bustos Marchant como prefecto de Investigaciones de Valparaíso, en abril de 1972, fue considerada un reconocimiento a sus méritos funcionarios y a su responsabilidad profesional. Su trabajo en el puerto fue especialmente delicado. Aparte del esfuerzo que demanda el universo delictivo existía una situación política compleja. La ciudad se había convertido en centro de la conspiración naval para derribar al presidente Salvador Allende. Funcionaba también allí la Misión Naval norteamericana y había intensa actividad de Patria y Libertad y otros grupos fascistas, vinculados al asesinato del general René Schneider, comandante en jefe del ejército, en 1970. Bustos trabajó con el asesor jurídico de la Intendencia de Valparaíso, Luis Vega Contreras, detenido el 11 de septiembre, torturado en la Esmeralda y enviado a Isla Dawson. También con el vicealmirante José Toribio Merino, cuando éste -como jefe de la Primera Zona Naval- asumió la Intendencia en calidad de subrogante. Entonces, según se estima, el Servicio de Inteligencia Naval comenzó a seguir sus pasos. Por razones de servicio, mantenía relaciones fluidas con su director general, Eduardo Paredes Barrientos – asesinado casi inmediatamente después del golpe- y con el funcionario del Ministerio del Interior, Arsenio Poupin, detenido en La Moneda y fusilado en Peldehue. La responsabilidad de Investigaciones en Valparaíso era mayor que en otras ciudades, porque Carabineros actuaba con debilidad. Su prefecto era el general Arturo Yovanne, que resultó ser jefe de la conspiración en la policía uniformada. Desde comienzos de 1973 no era un misterio que entre Patria y Libertad y la Armada existían nexos y acuerdos. Bustos incluso tuvo un incidente con el vicealmirante Ismael Huerta, cuando el novio de una de las hijas del oficial apareció comprometido en un atentado efectuado por Patria y Libertad. Huerta intentó presionar al prefecto Bustos, pero éste rechazó la intimidación. Evidentemente, Juan Bustos no era un personaje grato a la derecha y al alto mando de la Marina. Estaba en la mira de los golpistas que no dejaron pasar mucho tiempo sin cobrarle la cuenta

11.- https://www.soychile.cl/Valparaiso/Sociedad/2017/02/20/447907/Agrupaciones-de-DDHH-rechazandemolicion-de-antigua-Academia-de-Guerra-Naval-en-Valparaiso.aspx

12.- El viernes 2 de octubre La Segunda, vespertino de los Edwards titula destacadamente:

“ Trataron de volar Pudahuel”. La Segunda 2 de octubre de 1970.

El sábado 3 El Mercurio con grandes titulares: ” Atentado terroristas en Pudahuel”. El Mercurio 3 de octubre de 1970.

 Al día siguiente siguiendo la pauta de magnificar los atentados terroristas titula:

” Dos nuevos atentados terroristas”. El Mercurio 4 de octubre de 1970.

El vespertino de la cadena de Edwards titula: “Otras cinco bombas: Instituto Geográfico Militar, Torres de Tajamar, canal estatal de la TV, Hotel Sheraton, Cerro San Cristóbal y El Arrayán”.“Las Últimas Noticias” 4 de octubre de 1970.

13.-  https://www.ciperchile.cl/2011/05/01/la-historia-que-no-se-cuenta-de-arancibia-clavel/

14.-  “Susana y Mirtha fueron las preferidas de la dictadura militar y buena guita hicieron mientras este país vivía el terror, vivía la persecución, vivía la muerte, vivía el endeudamiento atroz con los organismos multilaterales de crédito y vivía el ahogo de las libertades, el peor de todos los ahogos”.

https://www.ambito.com/politica/con-exabruptos-delia-embistio-duro-contra-mirtha-susana-y-tinelli-lainseguridad-n3592710

15.-  http://memoriaviva.cl/criminales/criminales_v/vicente_molina_enrique.htm

16.-  https://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/Seriec_135_esp.pdf

17.- https://www.cooperativa.cl/noticias/pais/ff-aa-y-de-orden/armada/organizacion-denuncio-que-militaresde-operacion-unitas-2007-abusaron-de/2009-06-11/134809.html

18.-  http://www.derechos.org/nizkor/chile/libros/reporter/capII15.html

La señora de Charles Horman, JOYCE HORMAN  indicó : Bueno, lo que él vio fueron barcos de guerra estadounidenses frente a la costa. Vio el inicio del golpe en Viña del Mar. Esa noche vieron cómo se bloqueaban todos los caminos y se paraban los trenes. Eso fue la noche del lunes, la noche anterior al golpe, de modo que él sabía lo que estaba sucediendo. Pero también vio, en el hotel donde se habían hospedado había militares estadounidenses, y se estaban adjudicando la responsabilidad del golpe, muy emocionados por su éxito. Y mi marido, siendo periodista, sabía que esa no era una información a la que la gente común tuviera acceso en Estados Unidos. O sea, tenía muy claro cuán valiosa era esa información.

https://www.democracynow.org/es/2013/9/9/was_us_journalist_charles_horman_killed

19.-  https://www.theclinic.cl/2011/08/28/pillamos-a-espina-copiando-su-tesis-de-grado/

20.-  https://youtu.be/EwQaXPm877U

21.- https://www.infogate.cl/2015/08/29/8-de-agosto-de-1982-el-dia-en-que-sebastian-pinera-se-fugo-de-lajusticia-por-el-caso-banco-de-talca/

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .